28/11/17

¡Ay, el móvil!






     En la cola del super, una señora a otra, mostrando su smartphone último modelo:

     -No se para que me han dado mis hijos este móvil si no contestan nunca cuando los llamo. 

     Real como la vida misma…


16 comentarios:

  1. Ponemos los medios, que de eso a veces andamos sobrados, y con eso nos damos por satisfechos, olvidando que lo principal son las intenciones. Doy gracias a mis padres por haberme inculcado que en la vida hay prioridades, indicando además cuál es el orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se llama en Moral una escala de valores.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, y ahora mismo estoy escuchando el de mi mujer y me doy cuenta que el mío lo tengo apagado. Pero no estoy incomunicado, tengo el fijo (inalámbrico al lado).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quiere decir que no eres muy joven, pues lo suyo sería llevar el móvil en silencio y que el inalámbrico se quede en la casa, como es lógico.

      Eliminar
  3. Quiero suponer que el móvil está apagao, y que la señora no sabe que hay que encenderlo primero, no que no se lo cogen los hijos, ¡hasta ahí podíamos llegar!
    He tenido que "ajustar", muchos móviles a personas mayores, y entre tanto me ha dado para muy hermosas conversaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay señoras mayores que llevan ya a sus espaldas una buena cantidad de móviles como el de ahí arriba y esta no parecía desconocer como se llama, sino que le dolía tener un medio de comunicación tan bueno y no poder comunicarse con sus hijos.

      Eliminar
  4. Algo muy corriente cuando llamas a alguien que sabes que siempre lleva el móvil encima, pero luego, o no lo oye, o como si no lo oyera, no lo coge, y luego te dice que "no había cobertura".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que he dicho antes, que hay quien lo lleva en silencio para poder usarlo cuando le haga falta, pero no para que se comuniquen con él. Y conste que cuando yo tenía ese móvil de la foto, lo llevaba apagado, pensando solo en llamar si lo necesitaba, hasta que caí en la cuenta de que los demás también podían necesitarme a mí.

      Eliminar
    2. Efectivamente, pero no todos piensan en ese detalle y eso es lo que molesta.

      Eliminar
    3. Más que molestar, duele.

      Eliminar
  5. Con frecuencia sustituimos lo importante por lo accesorio, insertos en la vorágine de la vida: más amor y menos regalos costosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Lo mejor que he leído en mucho tiempo. Más claro que el agua. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. No hay más que arrimar el oído a lo que dice la gente...

      Eliminar
  7. El problema no es que no le contesten cuando los llama -que igual lo tienen en modo silencio- sino que no le devuelvan la llamada una vez que han visto que mamá ha llamado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que iluso… ¿Tú te crees que miran luego las llamadas perdidas? En la parte de arriba de su móvil hay tantos avisos de WhatsApp, grupos, redes sociales y demás, que lo borran todo de una vez… y aquí paz y después gloria.

      Eliminar